Como el coronavirus está cambiando el diseño de packaging

El retorno del plástico en la industria del packaging

Como la industria del packaging está retomando el plástico por criterios de COVID-19

Más allá de la crisis económica, el coronavirus ha provocado también un enorme cambio en los hábitos y en las percepciones de las personas. Nuestra vida ha sufrido un giro de 180º en todos los ámbitos, y es un aspecto que comienza a repercutir en el packaging de una manera quizá impensable hace unos meses.

El Retorno del Plástico

Si, estamos conscientes que suena a una película de Star Wars, pero es cierto, vuelven los malos: El Plástico vuelve.

En los últimos 10 años la preocupación por el medio ambiente había llevado en los últimos tiempos a que los plásticos fueran quedando cada vez más relegados en lo que a packaging se refiere. Materiales naturales, biodegradables y reciclables estaban tomando el testigo con fuerza. Sin embargo, la irrupción del coronavirus ha marcado un cambio de tendencia en los hábitos de compra.

En las circunstancias actuales se valora por encima de todo la seguridad. Estudios realizados hasta la fecha ponen de relieve que el packaging no es responsable de la transmisión de la enfermedad y no se conocen contagios por esa vía. A pesar de ello, los envases y embalajes están en el ojo de mira de muchos consumidores y, de hecho, hay quien empieza a mirar los materiales plásticos de otra forma. ¿Cuáles son las razones?

Hay varias explicaciones de ese ‘retorno’ al plástico en lo que a packaging se refiere. A diferencia de otros materiales como el cartón, los envases de plástico se pueden desinfectar sin problemas con paños humedecidos en soluciones virucidas. Este hecho ofrece una mayor seguridad a los consumidores cuando llegan a casa después de realizar las compras.

Por otro lado, también se percibe el plástico como un material más resistente a la hora del transporte y que permite una mayor protección. Esta cuestión, además, es especialmente relevante en las circunstancias actuales, en las que las compras online se han disparado.

Hay un último aspecto que tendría que ver también con la resistencia del packaging, aunque no en lo que a transporte se refiere, sino a la conservación. Se mira con lupa, y a veces con preocupación, que no exista ninguna posibilidad de contaminación del producto, especialmente cuando se trata de alimentos.

Ahí también parece que los envases plásticos comienzan a posicionarse de nuevo. Y esta cuestión no afecta solo a los supermercados. No hay que olvidar que, ante las limitaciones impuestas para evitar la expansión del coronavirus, muchos negocios de hostelería han diversificado la actividad para ofrecer comida a domicilio.

Percepciones aparte, lo que no hay nunca que olvidar es que hoy en día existe una estricta normativa en lo que a envases alimentarios se refiere. La seguridad alimentaria se vigila con extraordinario detenimiento, por lo que cualquier envase debe cumplir unas condiciones mínimas.

el aumento del plastico como material de envasado coronavirus
El plástico está retomando las estanterías en la industria del envasado de alimentos.
The rise of the TakeAway
Algunos ejemplos de diseño de Packaging de TakeAway impulsados desde Brandesign para nuestro cliente Saladier.

EL AUGE DEL TAKE AWAY

Y con la misma variante, parece secuela de Guerra de las Galaxias, ‘The Rise of TakeAway’.

Estos cambios de tendencias, de ideas y apreciaciones a causa del coronavirus tienen un impacto directo en la fabricación y diseño del packaging. No solo hay que responder a las preocupaciones de los consumidores, también adaptarse a unas circunstancias tan imprevistas como demoledoras en algunos aspectos.

El packaging debe aportar esa seguridad y confianza que el consumidor reclama y necesita más que nunca en una situación de emergencia sanitaria. En este sentido, no hay que hablar solo de materiales, sino también de garantías, de explicaciones precisas y de información clara. Esto obliga a un nuevo diseño más acorde a las circunstancias y las demandas actuales.

Por los tiempos de confinamiento social dado por la crisis del coronavirus, muchos restaurantes se han obligado a replantearse su estrategia de comida a domicilio, en otro artículo hablábamos sobre como se ha cuadriplicado las ventas por las plataformas de Food Delivery en Madrid y Barcelona. Hecho que ha obligado a muchos restaurantes y caterings replantearse la imagen de su marca a través del packaging para llevar o también llamado ‘Take Away‘.

El reto en este sentido es conseguir que el packaging además de resistir los embates de la transportación y logística del mensajero de repartos, responda a unas nuevas necesidades de proyección de imagen y calidad en base los requerimientos de los consumidores relacionados con la seguridad e higiene, y también a la experiencia culinaria que van a traer.  Porque en este sentido tu imagen de producto y presentación de tu identidad tendrá un impacto directo sobre la valoración de tu producto.

En muchos casos, la experiencia visual podrá igualar, superar o restar a la culinaria. Todo impacto deberá valorarse, y el proteger el alimento ya no es solo un criterio para seleccionar un buen diseño de packaging. En eso Brandesign también podrá ayudar.

Indistintamente sea de plástico o de papel reciclado el producto el cual estás buscando su empaque o envase, nosotros podemos ayudarte a destacar en ventas gracias al DISEÑO DE PACKAGING. Somos una agencia de Branding apasionada por el diseño gráfico de envases, etiquetas, empaques. Busaremos que tu producto destaque desde el anaquel o su tienda online.

Posts Relacionados

Comentarios (1)

Me h encantado. Toda la razón! El regreso del Plastico en su maxima
Potencia

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.