6 consejos imprescindibles para que consigas el mejor PACKAGING

El empaque puede hacer que un producto destaque en la estantería del súper o que pase inadvertido

¿Te has preguntado alguna vez cuántas horas pasa un cliente en un supermercado? Todos tenemos que entrar en el súper. Hay quien compra una vez al mes o a diario, pero hasta para quien decide llenar su frigorífico a través de un ecommerce, existen 6 tips que harán que un producto destaque más que otro en una estantería.

Da igual si el anaquel es físico o virtual, entre miles y miles de productos, el tuyo debe resaltar. Es la única manera de captar la atención y acabar en el carrito de la compra. Pero ¿qué hay que hacer para conseguirlo? Buena parte de la respuesta está en el PACKAGING sea envase, empaque, embalaje o etiqueta.

La importancia del packaging

El diseño del empaque es casi tan importante o más que el contenido. De hecho es lo primero que va a entrar por los ojos del consumidor. Hacerlo atractivo y colocarlo en el lugar adecuado puede hacer que las ventas suban como la espuma.

1.- Que sea llamativo Es importante que sepas que apenas pasamos 4 segundos delante de un producto que ha llamado nuestra atención. Imagínate competir por esos pocos segundos con cientos de envases que llevan (mas o menos) los mismos componentes o promesa de producto que el tuyo. Lo más importante es que tu diseño pueda transmitir ese mensaje desde el Segundo #1. Diseña una experiencia que sea tan llamativa como comunicativa. Que dé valor a la marca y en el que se lea claramente todo cuanto el consumidor debe saber.

2.- Originalidad. Evita que tu envasado se parezca al de la competencia. Si has creído que haciendo eso ganarías clientes, estás en un error enorme. Diferénciate. ¿Por qué iba a querer alguien comprar algo que ya tiene? ¿Has visto como quedaría tu producto en el anaquel? ¿Resalta los valores del producto? .

3.- Integridad. Si el dibujo o la foto del paquete muestran algo que luego no hay dentro… pueda que te sirva para ganar 1 compra pero a la segunda vuelta perderás al cliente. Busca un diseño de empaque que sea a la vez original, único como fiel a los beneficios y características que tenga el producto. Anuncia lo que realmente vendes.

4.- Sostenibilidad. Actualmente hay una gran conciencia medio ambiental, que se ha implementado (para bien y para quedarse) en la mente de los consumidores, haciéndoles elegir un producto u otro mediante la sostenibilidad de su envase. Movimientos como #DesnudalaFruta de GreenPeace y/o la elección de envases #EcoFriendly han elevado el criterio de selección comprar un producto o no en base al modo de embalaje, empaque o etiquetado que tenga. Mostrar un compromiso con el medioambiente y la ecología es parte de la estrategia comercial, además que ayuda a crear menos residuos. Un envoltorio reciclable, un comercio justo, productos ecológicos… suman puntos en la conciencia del comprador europeo.

5.-  El “Shelf Placement”. El “impacto en el estante” es fundamental para saber si el diseño del packaging va a funcionar. Para saberlo, reproduce un anaquel y coloca muchos productos similares, tal como lo verías en el súper. Inserta el tuyo entre ello y mira qué tal se ve. Esa es una prueba indispensable.

6.- Comodidad y funcionalidad. Olvídate de un envoltorio maravilloso, pero difícil de manejar. Necesitas tijeras, quitar un plástico muy duro, no lleva abrefácil, tampoco línea de puntos, no se puede volver a cerrar una vez abierto… Todas estas cuestiones hacen que el embalaje sea incómodo y el comprador sustituirá tu producto por otro más funcional.

Como ves, el mundo del packaging tiene mucho en lo que ahondar, para conseguir el embalaje perfecto. Un buen envasado, atractivo, legible, informativo, sostenible y funcional puede ser el primer paso para que un producto tenga éxito.


Aqui les dejamos los #Top6 packaging designs premiados como mejor empaque en su categoría según la organización Pentawards del año pasado.



Artículos similares de tu interés: