Cómo tener éxito con una startup consejos de Brandesign agencia creativa especializada en Branding madrid

Cómo tener éxito con una startup

¿Emprendes tu propia marca? Aquí algunos consejos

Seguro que de hace algunos años a esta parte vienes escuchado más de una vez en tu entorno de trabajo un término que empieza a ser muy familiar en el argot empresarial: el de las “startup”. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de este tecnicismo anglosajón?

Primero cuando lo escuches mencionar asócialo enseguida con tres conceptos clave: ideas nuevas, emprendedores y talento. Aunque los expertos en economía de la empresa ponen, en ocasiones, en entredicho este último concepto siempre a asociar con todas las startups. Al final, como siempre, el tiempo pondrá en valor este último. Bien, cuando hablamos de startups nos referimos a una pequeña o mediana empresa de reciente creación, delimitada en el tiempo, y siempre relacionada con el mundo tecnológico. Una startup siempre es innovadora, una idea de negocio desarrollada por lo general por más de un socio con el objetivo de trabajar esa idea hasta convertirla, eso sí con mucho trabajo, en un negocio rentable.

Pero,¿qué diferencia encontramos entre una startup y una empresa de toda la vida?Una de las claves del auge de las startups es que está formado por diferentes talentos de diferentes profesionales puestos en común con un objetivo claro: hacer negocio. Y es que, al contrario de otras empresas típicamente capitalistas, una startup cuenta con varios profesionales especializados cada uno en su sector como por ejemplo en producción, marketing, investigación…y con una capacidad muy grande de cambio y adaptación al mercado. Son profesionales debidamente formados en una materia o en varias pero que no cesan en su empeño en reciclarse, tanto en sus conocimientos como en el día a día de la empresa. Las empresas de siempre, inmóviles, con una cadena de trabajo o una rutina especifica son historia para estas startups.

Wallapop o Jobantalent, son algunas de las startups españolas de más éxito

La crisis económica, la necesidad de “buscarse un futuro” ante la falta de empleo y la gran preparación de los profesionales españoles ha hecho que nuestro país empiece a destacar en el sector de las startups. Solo en los primeros seis meses de 2016, ya movían cifras alrededor de los 200 millones de euros, un 134% más que en el mismo periodo del año anterior. Aunque eso sí, lejos de otros países como Reino Unido, Alemania e Israel. Según datos facilitados por la firma de análisis Venture Watch, las inversiones siguen creciendo. Las últimas cifras hablan de un aumento en la inversión media (€33 millones, +134%), mediana (€23 millones, +78%) y número de operaciones (91 frente a 71 en 2014) elevadísimas. Alguno de los ejemplos españoles más exitosos son de sobra conocidos como Wallapop, Jobandtalent, o Kantox, con ingresos de 86 millones de euros.

Hay que buscar futuros inversores como fondos de inversión o business angels

Cómo conseguir el éxito:

Pero como en toda empresa, para que una startup tenga éxito existen para ello ciertas reglas de oro cara a conseguir los mejores resultados. Un pequeño ABC que seguir a pies juntillas para iniciar y triunfar con una startup.En primer lugar lo más importante es experimentar y aprender. Es decir, hasta los más exitosos emprendedores de hoy en día fracasaron al principio.Hay que tener constancia y seguir adaptándose y conociendo el mercado. Se debe tener una actitud abierta y no de frustración frente al fracaso. Por ello lo más importante es indagar, analizar el mercado y conocer bien el sector.

Solo así se podrá identificar oportunidades de negocio reales, conocer a fondo la competencia, focalizar en un producto o servicio eso sí siempre que suponga un reto asumible, focalizar en el cliente potencial y plantearse preguntas tales como: ¿Qué necesidades tiene mi cliente? ¿Cuál es su poder adquisitivo? ¿Cuánto está dispuesto a pagar por lo que ofrezco? ¿Puedo aspirar hacia el mercado internacional? ¿Cuál es mi misión y dependiendo de ella, qué puedo aportar a mi cliente y a la sociedad en general? ¿Cuáles son los valores me distinguen? Una buena reflexión previa es vital para seguir avanzado con éxito en una startup.

Por supuesto otra clave es diseñar un producto o servicio atractivo. Y para ello, nada mejor que centrarse en la conceptualización del producto o servicio, además de elaborar un plan de negocio viable en un documento que servirá y mucho para que los socios sigan a rajatabla y no desvirtúen la idea de nuestra startup. Y como todo plan de negocio este debe contener puntos vitales tales como el análisis del entorno y del mercado; puntos fuertes y débiles; definición estratégica o misión, visión, valores, objetivos y líneas de actuación; plan de marketing y de comunicación; plan de operaciones y un plan económico y financiero.

Y otra idea clave: consigue inversores. Para ello nada mejor que venderse. En función del negocio en el que uno se mueva, necesitará más o menos inversión inicial como por ejemplo buscar futuros inversores como son los tan conocidos fondos de inversión o los business angels. Confeccionar interesantes y persuasivos argumentos de venta y explicar a los posibles inversores como pensamos ganar dinero o retornar la inversión. Con estos puntos claros, nuestra startup tendrá todas las claves para arrancar y ser un éxito.

En Brandesign podemos ayudarte a obtener los mejores resultados para tu empresa.

CONTACTA CON BRANDESIGN


Artículos similares de tu interés:

En los tiempos que corren, resulta realmente complicado abrirse hueco en el mundo empresarial. Por ello, cada vez son más los jóvenes que deciden sumergirse en la aventura de crear una startup y verter sus ideas a un mercado, en el que existe una gran competencia, en búsqueda de un cazador de talentos.

¡Año nuevo, empresa nueva!

Las claves para iniciar con una startup éxitosa.

En los tiempos que corren, resulta realmente complicado abrirse hueco en el mundo empresarial. Por ello, cada vez son más los jóvenes que deciden sumergirse en la aventura de crear una startup y verter sus ideas a un mercado, en el que existe una gran competencia, en búsqueda de un cazador de talentos. >>

LAS BASES

El concepto de startup tiene sus orígenes en la lengua anglosajona, pues hace alusión a una microempresa que pretende comenzar su andadura en el mercado empresarial emprendiendo alguna acción concreta, es decir, poniendo en marcha un proyecto innovador y tras el cual existen muchas horas de trabajo. Hoy en día, los productos que suelen ofertar este tipo de empresas suelen estar relacionados con el sector de la ingeniería y la informática, aunque independientemente del campo en el que se muevan, todos los negocios deberán partir de una idea innovadora y creativa.

Una de las bases de una startup es partir de un número reducido de socios y de un mínimo capital. Si la empresa logra crecer o ser absorbida por una empresa de mayor envergadura, entonces se convertirá en un negocio convencional y dejará de ser una startup. Algo que comparten todas las personas que se sumergen en este interesante proyecto es su necesidad de apostar por las ideas, es decir, de invertir sus fondos en alcanzar la rentabilidad pretendida. Una vez que el negocio logre despuntar se conseguiría revertir la primera financiación realizada. El objetivo es conseguir multiplicar por entre cinco y veinte lo invertido en un plazo de 4-5 años.

Al principio, al lanzar un producto al mercado, nos guiamos por hipótesis formuladas a raíz de un proyecto, desconociendo por completo tanto a nuestro cliente objetivo como el éxito que éste tendrá. Por consiguiente, normalmente las startups suelen apostar por un concepto de negocio relacionado con Internet y con las nuevas tecnologías. Así pues, los modelos que más triunfan actualmente son: suscripción, publicidad, afiliación, “peer to peer”, generación de leads, co-creación y e-commerce.

El objetivo de toda startup debe ser atraer a los llamados business angels, es decir, empresarios o particulares que crean en nuestra idea y que decidan invertir en nuestro negocio. No obstante, si nosotros no creemos en ella, ¿cómo va a creer otra persona? A nuestra startup deberemos ofrecerle todo nuestro tiempo y dinero, el mejor equipo de trabajo y una planificación óptima de cara a un futuro inmediato. Piensa que una startup no vive de créditos o préstamos solicitados a las entidades bancarias, sino de capital privado que se mueve por impulsos y por la fe ciega en un modelo de negocio.

Los business angels están al acecho de aquellas startups que despunten y que marquen la diferencia sobre el resto para invertir en ellas o para absorberlas dentro de su negocio ya consolidado. No obstante, para conseguir atraer a esos inversores precisaremos de un eficiente estudio de mercado, ya que lanzar una idea de forma alocada al mundo empresarial será un auténtico suicidio. Es necesario conocer perfectamente las debilidades de la competencia y las necesidades de la clientela antes de aventurarnos.

 

CLAVES

Este modelo de empresa emergente trata de explotar nichos de mercado con un potencial alto durante un tiempo determinado, de tal modo que si la idea no funciona se cerraría y dejaría paso a otro nuevo concepto empresarial. Para una startup resulta esencial labrarse una buena imagen y maximizar el trato con el cliente, empleando básicamente internet para promocionar y vender sus productos.

Las startups son empresas de capital-riesgo, por lo que aunque cada una tenga su propia meta, todas compartirán unas claves comunes:

  1. Nada de Política: Las ideas se juzgan por méritos, no por quién las trabaja.
  2. Dinero disponible: En las startups cada euro cuenta. Los gastos son entendidos como necesarios para el emprendimiento.
  3. Intolerancia a la mediocridad: La cultura startup resulta gratificante para los que arriesgan, no para los que no apuestan su capital. No es un trabajo, es la misión de alcanzar nuestro sueño.
  4. Equidad: Dentro de la startup todas las personas son igual de importantes para el correcto devenir de la idea. Será siempre necesario mantener una comunicación fluida entre todas las partes, incluida en los malos momentos.
  5. Fuerte liderazgo: Es necesario mantener siempre una actitud positiva, de liderazgo y de responsabilidad frente al resto del grupo, pero siempre guardando respeto.
  6. Comprender al cliente: Es la única forma de que el negocio resulte rentable y los problemas desaparezcan.
Hacer crecer tu negocio por internet es muy sencillo.

Cómo las redes sociales ayudan al pequeño empresario

Los emprendedores suelen tener el mismo problema a la hora de iniciar un negocio online: la falta de visibilidad. Mientras que en un negocio físico la calle es nuestro escaparate, en un negocio online nuestro escaparate es Google.

Google ofrece miles de oportunidades para las pymes. Esto se debe a que en Internet podemos encontrar un gran número de redes sociales que bien pueden servir como un medio de difusión de empresas de lo más útil; hay algunas redes que son más útiles que otras, eso está claro, pero si concentramos la publicidad en las más grandes podemos encontrarnos con una muy buena respuesta para el negocio.

El éxito a través de las redes sociales

Triunfar con las redes sociales publicitando tu pequeña empresa es una tarea que no requiere demasiada complicación. Una buena alternativa para conseguir este fin es Facebook. la red social con más consumo de horas por usuario que tenemos hoy en día, por lo que hacer publicidad de pymes a través de sus campañas de publicidad es algo que seguramente te deje ver resultados bastante pronto Facebook ofrece la posibilidad de hacer campañas publicitarias a un precio realmente bajo.

Lo único que deberíamos hacer es crear una página de Facebook de nuestro negocio. Una vez creada, tendremos que detallar dónde se sitúa, los diferentes medios de contacto a través de los cuales se podría hablar directamente con la empresa, la fecha de creación y, ¿por qué no?, fotos del negocio o de los productos y servicios que se ofrecen.

Es en este momento en el que tendrías que hacer esa pequeña inversión que ofrece esta red social para tus campañas publicitarias, de tal manera que tu página aparecería en los muros de las personas que han estado interesados en los productos o servicios que tú estás ofreciendo.

Esto, en España, normalmente da resultados. El hecho de aparecer en una red social tan importante como la que hemos mencionado, puede ser un dato determinante para el éxito en las pymes de nuestro país. Dada la delicada situación por la que pasan las pymes en España, publicitarse por estos medios puede ser bastante eficaz en cuanto a resultados, de hecho, podemos encontrarnos con unos casos de éxito muy determinados que han conseguido resultados a través de la publicidad en redes sociales como Facebook, entre otras. Y es que una empresa tan conocida como es Dunkin ‘Donuts vio sus ventas dispararse en 375 mil usuarios gracias a la publicidad en la que invirtió.

De la misma manera, empresas como Domino’s o Starbucks, a través de campañas, también vieron aumentadas sus ganancias. Domino’s consiguió aumentar sus beneficios un 29%, y la conocida empresa Starbucks consiguió que el público se aproximase haciendo campañas que consistían en diseñar ideas que tuvieran por finalidad mejorar la calidad de los productos y de los servicios que ofrecían.

Por supuesto, estos casos resultan ser muy sonados por ser grandes multinacionales. Pero son, sin duda, un buen ejemplo para comprobar que invertir en publicidad por redes sociales da resultados.

En Brandesign queremos ser tu aliado estratégico para que puedas rentabilidad tus esfuerzos con una comunicación eficiente y un diseño atractivo meritorio de tu empresa, servicio o producto

Como ya lo hemos venido haciendo para clientes como: