El color es el valor visual más importante de tu estrategia Branding

Color es Valor.

Color, ¿que sencilla asignatura no? quizás la primera que aprendimos cuando nos iniciamos en la escuela, muchos se acordarán las cosas que pintaban y llenaban de color para luego lucir en la nevera de casa. Sin embargo, años después la asignatura regresa en la carrera de Diseño;  pero en esta ocasión con otro carácter totalmente diferente: reconocer los valores cognitivos y sensoriales que representan los colores. Del Cómo nos hacen sentir y como las marcas (globales o locales) invierten grandes cantidades de dinero asegurándo que su color sea único en su mercado o el mundo entero.

Estamos rodeados de colores y aunque cada persona interpreta los colores de forma diferente (en base a sus experiencias individuales) Los psicólogos de la percepción llevan años trabajando en principios universales que alineen experiencias a patrones de colores, y en base a estos “acuerdos universales” que existen en cada sociedad hay también miles de encuestas a compradores que aportan las teorías y lasd estrategias de Branding para que el color agregue valor a un producto, o te identifique mejor dentro de tu gama (product line up) .

El color es el primer valor visual a estudiar en la estrategia del Brand Equity.  Ya no solo por la sola diferenciación de reconocer cuál es el producto que sueles comprar (Primer punto: Identificación) o por las múltiples experiencias que ese color te puede traer (Segundo Punto:  Valores). El color es lo primero que nuestra mente forma cuando nos mencionan una marca o producto; es justamente el 1er primer dato de información a leer, nuestro intelecto o pensamiento piensa primero en el color y en cuestión de nano segundos aparecen luego las figuras (gráficas o contornos) del logo y las letras que forman el nombre.

El color como estrategia del branding

1. POR IDENTIFICACIÓN:

Cuando me preparaba para el manejo de la marca de pañales “Pampers“, nos pedían estudiar múltiples historias de identificación de producto buscando aquellos casos especiales donde tienes que guiar a los compradores a identificar rápidamente el producto en la tienda solo dando las mínimas claves.  Una de mis favoritas era la práctica de escuchar como una mujer le pedía a su marido pasar por la farmacia o tienda de conveniencia buscara un producto específico, le tenía que guiar por teléfono y solo podia dar 2 datos…   (( y como hoy en día una misma marca puede contener tantos colores como variada sea su familia de productos, lo hacia aún mas difícil)).  Los 2 datos más relevantes en los resultados fueron suministrar #1 primero el COLOR y #2  la MARCA .. las indicaciones “compra el paquete Naranja de Pampers” eran las más eficaces en la tarea de identificar el producto en el anaquel.

El color llega a ser tan importante en el punto de venta, que los fabricantes de productos de consumo masivo se gastan casi el 15% de su presupuesto de producción de packaging en establecer no solo un código de color, sino en la propia producción del color dentro de una empresa que les GARANTIZE que ese color sea único y global. Mucho más complejo que asignar un tono Pantone, contratan a empresas especializadas como: Sun Chemical, Siegwer, Flint Group para el I+D (investigación y desarrollo) de pigmentos únicos para lograr un color específico.  Una vez que consiguen producir ese color es patentado. Así es como marcas como Ariel consiguen que su color “verde Ariel” sea único y registrado. No puede haber otro producto en el mismo rubro de mercado con “ESE” color. Colores a la Carta.

2. POR SUS VALORES

Un color te puede llevar a un estado emocional o racional en un instante. Eso es un hecho. (se lo puedes preguntar a Enzo Ferrari). Los colores conllevan a estados anímicos y de comportamiento; pueden incitarte a participar, comprar, consumir  o simplemente valorar algo en una escala de calidad porcentual. No hablaré de como los canadienses aprendieron que pintando sus cárceles de rosa, calmaban a sus presos, hablo de como marcas como McDonald’s se han planteado un cambio tan rotundo en su estrategia del color (del rojo al verde) para apuntar a un mercado europeo con más conciencia medioambiental y que esta medida está alcanzando mejor sus objetivos (que los consumidores europeos valorasen más sus restaurantes como una opción de comer sano y responsable con el medio ambiente), que gastando todo el dinero en campañas de información sobre la procedencia de la carne de sus hamburguesas. Solo 1 cambio de color ha logrado más avances en su mercado Europeo que las anteriores campañas crossmedia que han tenido sembrando conciencia.

En varias encuestas de marketing sobre el Color comentan que el primer juicio que establecemos frente a una persona, marca o producto desconocido se valora en un 90% por su color de forma subconsciente. En esta encuesta realizada por Xerox en 2003 los entrevistados experimentaron:

  • 92% creen que el color dota de valor a un producto.
  • 90% sienten que el color les atrajo de una forma positiva.
  • 90% recuerdan el color de forma inmediata.
  • 83% creen que el color les hace ser más exitosos.
  • 81% valoran al color como un diferencial competitivo.

El color puede dar forma a emociones, invocarte un recuerdo hasta hacerte sentir un olor o un sabor. El color puede hacer que tus clientes, consumidores o usuarios reaccionen activa o pasivamente.  En las campañas de display (banners) el color sobre un botón puede incentivar tu respuesta o registro.  Puede ayudar a construir valor, por algo casi todos los productos “low cost / basic line” se apoyan en la combinación “amarillo + rojo”  y los “premiums / top line” usan el granate / violeta / oro. para apoyar su comunicación. Pero esto son solo meros clichés. La estrategia del Color es mucho más profunda.. tiene que ser lógica y universal, y en muchas, muchas ocasiones las pautan tus propios consumidores.  Es un factor social.

PREGUNTA:

¿Cuál es tu color de marca favorito? // ¿cuál marca crees que no se corresponde a su color? o ¿de que color piensas asistir a tu entrevista de trabajo?

 

 

BRANDESIGN : Nos apasiona el Branding y el Diseño. ı  Referencia: HuffingtonPost