¿Qué es el cobranding?: La colaboración perfecta entre marcas

¿ Qué es el cobranding ? La colaboración perfecta entre marcas

¿Conoces qué es el cobranding? Te explicamos qué es y cómo sacarle el partido a colaborar con otras empresas

Como Godzilla y King Kong, hay marcas que adoran conquistar el Empire States.. Jajajaj .. está metáfora cinéfila nos sirve para explicar que en ocasiones, cuando hablamos de la relación que existe entre las diferentes empresas es de dos naturalezas: o son competidores directos o uno es cliente y el otro proveedor; Sin embargo, esto no siempre es así, y aquel cobranding cambia por completo la forma en la que dos empresas se relacionan y maximiza su empuje.

Pero… ¿Qué es el Cobranding? Muy sencillo. Como su nombre indica, se trata de que dos empresas respaldan a través de la publicidado de su presencia a un mismo producto que por las razones que sea presenta un beneficio para ellos. Se trata en general de empresas que trabajan productos complementarios como, por ejemplo, un fabricante de lavavajillas y un fabricante de detergente o un fabricante de queso y un fabricante de vino.

Así, las colaboraciones en un proceso de cobranding suelen buscar la implicación de dos marcas en la confección de un producto que puede ser beneficioso para ellas por mútiples razones que van desde una mezcla de ingredientes hasta una suma de competencias para crear un producto mejor.

3 tipos de cobranding:

A la hora de establecer un cobranding entre dos empresas, hay que tener en cuenta que no todas las implicaciones serán las mismas y que existen diferentes tipos de cobranding. Así, en primer lugar, tendríamos el cobranding de ingredientes, que se basaría en crear un producto con un valor superior: un fabricante de chocolate X y un fabricante de yogur Y que deciden crear un yogur Y con chocolate X. Aquí se trata de un producto que aúna lo mejor de ambas marcas y en el que la participación es prácticamente idéntica.

En segundo lugar, estaría el llamado cobranding de competencias complementarias. Se trataría aquí de crear un producto teniendo en cuenta las necesidades del usuario y para cuya creación convergen ambas marcas. Por ejemplo, una aplicación para móvil para hacer deporte y medir la frecuencia cardíaca lanzada por un fabricante de teléfonos y una tienda deportiva o un coche con un sistema de música.

Por último, otra manera de colaborar a través de un cobranding con otra empresa, encontramos el cobranding de conocimiento. En este caso se trata de compartir información sobre nuestros clientes(que nos hayan autorizado) a otras empresas totalmente diferentes que la necesiten. Sería por ejemplo el negocio que hace Facebook con anunciantes.

 

 


Artículos similares de tu interés:

 

 

¿Cómo definir el comportamiento de tu marca?

¿Cómo definir el comportamiento de tu marca?

Tu marca es mucho más que un conjunto de colores y un servicio profesional  especialmente en la actualidad, cuando el comportamiento de la marca se refleja en más canales que nunca y debes armar a conciencia un manual que identifique a tu compañía sin fisuras y generando la reputación adecuada.

La identidad de tu marca: la base del comportamiento 

Las personas tenemos rasgos de personalidad que pueden resultar atractivos para otros y que se reflejan en nuestras acciones, de la misma forma que el comportamiento de marca será un producto de esa identidad de base que debes cuidar y pensar como estructura fundamental; aunque esta comparación pueda parecer atrevida no lo es tanto, y forma parte de lo que solemos llamar humanización de marca.

Gracias a las redes sociales, las nuevas corrientes de la comunicación y las actuales estrategias publicitarias, humanizar la marca y generar atributos de la personalidad a esta puede ser clave de cara a la construcción del comportamiento de marca y fundamental para generar la empatía de usuarios y clientes.

La decisión más importante partirá de la identidad, y todo será mucho más sencillo si decides factores y rasgos esenciales que irán directamente relacionados con el comportamiento de marca cómo si tienes una cercana o sobria, creativa o meticulosa, divertida o relajante.

Definir el comportamiento a partir de la personalidad

Una vez construida la identidad y su personalidad, el trabajo estará en la transmisión de estas características a las actuaciones de la marca de manera interna y externa para desarrollar el comportamiento de marca, eso implica una transformación desde la actitud de los trabajadores hasta los mensajes que se envían a los clientes.

Las normas y estilo de comportamiento con compañeros, trabajadores y sistema interno de relaciones laborales deberá impregnarse de esta filosofía: si tu marca es divertida, original y creativa, el comportamiento interno de la marca no puede ser el de una plantilla trabajando en cubículos grises y horarios estrictos; la personalidad de la marca te está indicando que debes introducir color y flexibilidad.

Transmitir el comportamiento y arraigarlo

Si has generado la personalidad de tu marca claramente y has introducido esa filosofía en los métodos de trabajo, la comunicación interna y la forma en la que los trabajadores realizan sus labores ya tendrás medio camino construido de cara al comportamiento de marca; ya está definiéndose en el 80% de sus acciones.

El trabajo que queda por hacer será el trasladar ese comportamiento al exterior y generar esa cultura de marca que identificará sin lugar a dudas a tu compañía y pertenecerá a ella, por lo que debes revisar los protocolos de comunicación, atención y comportamiento en general de todos los departamentos implicados en la gestión externa y renovarlos hacia la nueva identidad.

Será de mucha utilidad que realices un manual escrito y definitivo con todos los nuevos idearios de la compañía y la definición del comportamiento de marca, de manera que llegue a todo el personal y se traslade a cada sector de la empresa; una vez ejecutado este manual habrás definido e instaurado tu comportamiento de marca.

 


Artículos similares de tu interés: