Pasos para acertar con el branding de tu startup, desde el minuto uno

¿Tienes una marca? Pues, entonces, presta atención. Te interesará saber que cada marca nace con una personalidad propia, es diferente de las demás y se va forjando unos valores que la hacen única en el mercado. Y que todos estos aspectos deben ir de la mano del branding, el proceso que da carácter e identidad a una marca. ¿Crees que es posible sobrevivir en un mundo en el que, a diario, eclosionan empresas de todo tamaño y gran especialización? Pues toma nota, ya que si bien, en España, hay ya más de 2.562 startups, solo tres de cada diez logran sobrevivir, durante el primer año de su vida.

Por eso, en este artículo, te damos una serie de consejos para que pongas a trabajar tu marca desde el primer minuto. ¡Presumirás delante de tu competencia!

Cómo construir la identidad de tu startup

Para triunfar en el mundo de los negocios, el principal objetivo es cautivar al consumidor y quedar grabados en su mente para siempre. En un escenario tan saturado de anunciantes y mensajes, es vital diferenciarse de los demás. Y esto solo será posible si vamos un paso por delante de la competencia y somos referentes en nuestro sector. ¿Cómo?

1. Encuentra tu valor diferencial

Piensa en qué necesita el consumidor, por qué debe comprar tu producto –sobre todo, en momentos de crisis económica- y qué solución o experiencia aporta a su día a día. Entre las respuestas a estos interrogantes, encontrarás tu valor diferencial, lo que, realmente, hace que tu marca sea única en tu sector.

2. Leitmotiv: haz de él tu principal mensaje

Es decir, construye y planifica tu plan de marketing y comunicación en torno al valor diferencial de la marca. Al fin y al cabo, es lo que el consumidor debe recordar: por qué tu marca es la mejor.

3. Define tu público objetivo: especialízate

Para personalizar es necesario segmentar públicos. Redes sociales, blogs y web deben ir en la misma dirección. Lo importante es seleccionar dónde está mi audiencia y estar presente en esos canales.

4. Desarrolla una estrategia de marketing de contenidos

Para convertirte en una auténtica “lovemark” cuenta la historia humana que hay detrás de tu marca. Transmite emociones y ofrece contenido útil que coincida con el estilo de vida, los gustos y los intereses de tu público.

5. Monitoriza y mide tus resultados

Una regla de oro, en el mundo del emprendimiento: escucha lo que tus clientes esperan de tu marca. Si no lo haces, no podrás corregir lo que falla y potenciar aquellos elementos que han tenido mayor repercusión.

¿Preparado para dar el salto? Pues pon a prueba estos consejos y déjate guiar por expertos en diseño, branding y estrategia de marketing. ¡Tus clientes te lo agradecerán!

 

Ejercicio de Branding: Calita’s Brand