Pros y contras de las marcas blancas

¿Pensando en consumir o entrar en el mercado de los productos de marcas blancas? Estos son todos los aspectos que debes considerar.

Pros y contras de las marcas blancas

Desde que las necesidades y el valor del branding han evolucionado, las marcas blancas han tomado una gran importancia en el mercado. Se trata de productos o servicios que se producen y distribuyen en grandes cantidades para otras empresas. Estas, a su vez, las venden a sus clientes bajo una marca propia. En pocas palabras, los productos de marca blanca son aquellos que no tienen dueño y se pueden personalizar bajo cualquier identidad.

Las marcas blancas surgieron hace varios años, durante la Segunda Guerra Mundial. A los productos se les conocía de esta forma por ser de calidad inferior, pero con buen precio y, sobre todo, por su empaquetado básico, de color blanco y con etiquetado sencillo y poco llamativo. Sin embargo, la definición ha cambiado en gran medida en los tiempos actuales, y también la manera en que se usan. A continuación, te contamos lo que necesitas saber sobre este concepto.

¿Cuál es el propósito de las marcas blancas?

En años anteriores, las marcas blancas eran simples productos de precios baratos y de calidad aceptable. Se debía a que en esos tiempos las personas preferían ahorrar y no prestaban mucha atención a marcas tradicionales. Sin embargo, en la actualidad es todo lo contrario. Empresas que se dedican a la fabricación de productos de marcas blancas ahora ofrecen mejores calidades en productos, pero se debe a que su uso ha cambiado.

Ahora empresas de todo tipo pueden adoptar los productos de marcas blancas bajo su propia marca, y venderlas como suyas. Es por ello que los distribuidores ahora ofrecen diferentes formas de personalización y calidades extraordinarias, así como mejores empaquetados. Si estás pensando en crear una marca y vender estos productos, primero debes tener en cuenta las ventajas y desventajas que esto conlleva en tu negocio.

¿Cuáles son las desventajas de utilizar estos productos?

Como es de esperarse, ninguna estrategia de venta es perfecta, y los productos y servicios de marcas blancas no escapan de este concepto. Primero hablaremos de sus desventajas desde diferentes puntos de vista, para que se adapte dependiendo de tu situación y lo que deseas hacer. Si estás pensando en distribuir estos productos, debes tener en cuenta que se trata de una inversión increíblemente grande y riesgosa, sobre todo con su gestión y manejo de productos.

Si estás considerando en consumir productos de marcas blancas por su precio, es posible que con el tiempo se vuelva todo lo contrario. Puede pasar que un distribuidor se vuelva líder en el mercado, aumentando el precio de los productos y disminuyendo la variedad de producción. Esto, por supuesto, te dejará sin muchas alternativas de compras y ahorro.

Por otro lado, si piensas desempeñarte como el fabricante de marcas blancas (no el distribuidor), debes tener en cuenta que es posible que termines dependiendo en gran medida de tu distribuidor. Esto, por supuesto, en caso de que las marcas personales disminuyan y no exista mucha demanda.

Las ventajas desde diferentes puntos de vista

Por suerte, no todo es tan malo. De hecho, creemos que las ventajas de las marcas blancas se sobreponen en gran medida sobre las desventajas, por lo que valen mucho la pena. En primer lugar, si eres distribuidor, te encantará leer lo siguiente. Estos suelen obtener un mayor margen de ganancia al vender sus productos, pueden construir lealtad a las marcas propias y tienen mayor poder de negociación.

Para los consumidores, las ventajas son lo contrario a lo mencionado anteriormente: extender el consumo de marcas blancas te otorga acceso a una mayor variedad de productos y por precios muchos más accesibles a lo acostumbrado. De hecho, la competitividad puede aumentar reduciendo aún más los precios de manera progresiva.

Por último, si eres fabricante de productos o servicios de marcas blancas, te llevas la mejor parte: se trata de un modelo de negocio altamente escalable. Si logras extender la producción y compra de tus productos, los precios de producción eventualmente se reducirán. Esto significa un mayor margen de ganancia por una misma inversión.

Entradas relacionadas

Preferencias de Privacidad
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a su página web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.